Turismo Rural por Liérganes

Cuando uno piensa en hacer una escapada de turismo rural lo primero que le viene a la cabeza son imágenes de antiguas casas de pueblo con grandes puertas de madera y calles empedradas, todo rodeado de verde y envuelto en silencio.  Esta imagen describe a la perfección el pequeño pueblo de Liérganes, lugar donde se encuentra nuestra posada rural, La Corralada, y uno de los rincones más bonitos de Cantabria.

Podríamos empezar diciendo que Liérganes está situado a pocos minutos de los principales puntos de interés de Cantabria, lo que permite a nuestros huéspedes recorrer, de manera cómoda, los Valles Pasiegos, el Parque Natural de Cabárceno,  las Cuevas Prehistóricas , o las animadas calles de Santander.  Pero Liérganes es más, mucho más, que un municipio bien situado, y no estaríamos haciéndole justicia a este encantador rincón de Cantabria si nos limitásemos a describirlo de ese modo.

Liérganes es un lugar mágico, donde antiguas leyendas y tradiciones conviven en sus serpenteantes calles y plazas de piedra por donde la vida pasa a un ritmo lento y tranquilo. Su centro está declarado, desde hace más de 35 años, Conjunto Histórico-Artístico  nacional, y no es para menos, ya que entre sus joyas, este pequeño pueblo de poco más de 2500 habitantes, posee un magnifico conjunto arquitectónico monumental disperso a lo largo de su territorio que, por sí mismo, es digno merecedor de ser llamado punto de interés turístico y cultural de Cantabria.

Desde Posada la Corralada, en Pámanes, localidad perteneciente a Liérganes, y situada sólo a 4 km de su centro histórico, te recomendamos la siguiente ruta para recorrer su conjunto arquitectónico:

Para empezar, la mejor opción es  la visita por el Barrio del Mercadillo y la plaza de Vitote entre cuyos antiguos edificios encontramos una antigua fábrica de artilleria llamada La casa de los Cañones.

Para continuar te proponemos visitar el famoso Puente Mayor de Liérganes y el molino,  seguiremos con  la visita a la Casa del Intendente Riaño, la iglesia renacentista de San Pedro Ad Víncula,  y la iglesia de San Sebastián y San Pantaleón, del siglo XIV.

A continuación te sugerimos recorrer el Barrio de Los prados para visitar la “Casa del Angel” y la ermita de San Juan de los Prados.

Cambiando de rumbo, nos dirigiremos a Rubalcaba,  pero antes de llegar veremos la bella Casona de Setién, del siglo XVI. Tras esta, si continuamos el camino, es de obligada parada el Palacio de La Rañada.

Ya en Rubalcaba no podemos perder la ocasión de admirar su famosa cruz a la que da nombre, datada de 1712 y pasear hasta dar con la casona de Miera Rubalcaba.

Para acabar volveremos a Pámanes donde podremos admirar el magnífico Palacio de Elsedo antes de volver a nuestra posada rural para disfrutar de un merecido descanso y de la calidez y servicio que nos caracteriza.

 

Guía completa del patrimonio histórico de Liérganes en la web del Ayuntamiento. 

 

 

 

 

Comments are closed.